Reconocido con el Premio Europeo de Reciclaje de Papel, el programa Pajaritas Azules de ASPAPEL sigue creciendo, con más entidades locales galardonadas e incrementando el número de las que obtienen el máximo reconocimiento.

Seis nuevas entidades se incorporan al palmarés y  doce mejoran su posición:

  • Tres Pajaritas Azules (máximo reconocimiento): Ajuntament de Barcelona, Ajuntament de Lleida, Ajuntament de Sant Boi de Llobregat, Ayuntamiento de Bilbao, Ayuntamiento de Burgos, Ayuntamiento de Cádiz, Ayuntamiento de Ciudad Real, Ayuntamiento de Fuenlabrada, Ayuntamiento de Getafe y LYMA, Ayuntamiento de León, Ayuntamiento de Logroño, Ayuntamiento de Soria, Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, Consell Comarcal de l’Alt Empordà, Consorci de Residus i Energia de Menorca, Consorcio Agrupación Nº 1 Huesca y GHRUSA, Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, Mancomunidad de San Marcos
  • Dos Pajaritas Azules: Ajuntament de Mollet del Vallès, Ajuntament de Reus, Ajuntament del Prat de Llobregat, Ayuntamiento de Coslada, Ayuntamiento de Dos Hermanas, Ayuntamiento de Gijón y EMULSA, Ayuntamiento de Granadilla de Abona y SERMUGRAN, Ayuntamiento de San Fernando, Ayuntamiento de Segovia, Ayuntamiento de Sevilla y LIPASAM, Ayuntamiento de Valladolid, Concello da Coruña, Consorcio R.S.U. Ciudad Real y RSU Medio Ambiente, Diputación de Córdoba y EPREMASA
  •  Una Pajarita Azul: Ajuntament de Palma y EMAYA, Ajuntament de Terrassa y ECOEQUIP, Ayuntamiento de Málaga, Ayuntamiento de Parla, Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid y RIVAMADRID, Ayuntamiento de Salamanca, Diputación de Málaga y Consorcio Provincial RSU Málaga

CALIDAD PARA LA CIRCULARIDAD: La calidad del material recogido es esencial para el cierre del círculo y constituye el nuevo reto de la economía circular del papel.

MEJORAS DESTACADAS: campañas informativas dirigidas a los ciudadanos para mejorar sus hábitos de separación de residuos; adaptación de los contenedores con cierres y bocas, que eviten la introducción de materiales impropios a la vez que dificultan el hurto del papel y el cartón; recuperación de los servicios puerta a puerta del pequeño comercio y las recogidas selectivas complementarias en colegios, mercados municipales y oficinas públicas, que se habían reducido o habían desaparecido con la crisis, y el control y seguimiento de impropios.

Cuarenta entidades locales (ayuntamientos y agrupaciones de municipios) de trece comunidades autónomas han recibido hoy el reconocimiento por la excelencia de su gestión de la recogida selectiva de papel y cartón, en la edición 2019 de Pajaritas Azules. Reconocido internacionalmente con el Premio Europeo de Reciclaje de Papel, el programa de ASPAPEL sigue creciendo, con más entidades locales galardonadas e incrementando en casi un 50% el número de las que obtienen el máximo reconocimiento.

La entrega de las Pajaritas Azules 2019 ha tenido lugar esta mañana en Madrid, en un acto presidido por Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, y Jordi Mercader, presidente de ASPAPEL.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, afirmó que el Gobierno está implementando los cambios normativos que faciliten el poder cumplir con los objetivos que nos marca la Comunidad Europea. En este sentido, la ministra anunció que próximamente presentará un borrador de Estrategia de Economía Circular, que permita situar a España en la “franja verde” en materia de recogida y reciclaje de residuos.

El presidente de ASPAPEL, Jordi Mercader, puso de relieve que “la gestión de la recogida selectiva municipal de papel y cartón para reciclar en nuestro país se encuentra inmersa en una potente dinámica de mejora continua, de la que los premiados hoy son un claro ejemplo”. Y se refirió a “la doble circularidad del papel: la circularidad natural, que procede del carácter renovable de la madera, y la circularidad social e industrial del reciclaje, que hoy nos reúne aquí”. Hizo hincapié asimismo en la importancia de la colaboración: “todos nosotros —administraciones públicas, industria, empresas de recogida y recuperación, medios de comunicación…— trabajamos por la recogida y el reciclaje, desde nuestros diferentes ámbitos de actividad. Y, desde la industria papelera, aportamos nuestra gran capacidad recicladora, solo superada en Europa por Alemania y Francia”.

Finalmente, el presidente de ASPAPEL, puso el foco sobre “un tema de actualidad como es el de incorporar el paquete de Economía Circular a la legislación nacional, permitiendo que los flujos (como los envases comerciales de papel y cartón) que funcionan bien con gestión privada, lo sigan haciendo”.

Los ayuntamientos Pajaritas Azules 2019

En Pajaritas Azules 2019, la élite del reciclaje está integrada por diecinueve entidades locales que han obtenido el máximo reconocimiento con tres Pajaritas Azules, catorce que han obtenido dos Pajaritas Azules y siete que han recibido una.

Por comunidades autónomas, Andalucía y Cataluña encabezan la clasificación con ocho entidades galardonadas cada una, seguidas de Castilla y León con seis, la Comunidad de Madrid con cinco y el País Vasco con tres. Completan la tabla  Castilla-La Mancha e Islas Baleares con dos y  Principado de Asturias, Aragón, Canarias, Galicia, La Rioja y Comunidad Foral de Navarra con una cada una.

Las cuarenta entidades locales galardonadas suman 10,5 millones de habitantes, cuya entusiasta participación en la recogida es una de las claves fundamentales del éxito.

Calidad para la circularidad

Andrea Orallo, directora del programa Pajaritas Azules de ASPAPEL, agradeció a las entidades locales, las verdaderas protagonistas del programa, su apuesta por la excelencia y la mejora continua. Explicó que el programa sigue creciendo no solo en número de entidades locales premiadas, sino en la calidad de la gestión de los galardonado, “lo que es prueba de que el programa está sirviendo al objetivo con el que se creó: la mejora continua de la recogida selectiva municipal de papel y cartón. Y los datos de recogida selectiva ratifican también esta mejora en los sistemas de recogida y su gestión, con crecimientos importantes en los cuatro últimos años”.

Son muchas las mejoras que se van implantando, pero queda aún mucho por hacer, especialmente en lo que refiere a la calidad del material recogido para reciclar.

“Para un reciclaje de calidad —afirmó Andrea Orallo—, es necesario reducir el nivel de impropios en los contenedores azules (plásticos, materia orgánica y textil en su mayoría), que tiene consecuencias medioambientales y económicas y dificulta el reciclaje final del material recogido”.

Son muchas las iniciativas que ya se empiezan a poner en práctica para mejorar la calidad. Las campañas informativas dirigidas a los ciudadanos para mejorar sus hábitos de separación de residuos. La adaptación de los contenedores con cierres y bocas que eviten la introducción de materiales impropios a la vez que dificultan el hurto del papel y el cartón. O la recuperación de los servicios puerta a puerta del pequeño comercio y las recogidas selectivas complementarias en colegios, mercados municipales, oficinas públicas…, que se habían reducido o habían desaparecido con la crisis. Y, por supuesto, el control y seguimiento de impropios, estableciendo procedimientos para medir y detectar incidencias en la calidad del papel y cartón recogido selectivamente en los contenedores azules y aplicar medidas correctoras. “En este sentido –señaló Andrea Orallo— aplaudimos la iniciativa de la Agencia de Residuos de Cataluña que, en colaboración con el sector papelero, ha puesto recientemente a disposición de los ayuntamientos y recuperadores un marco estable para la comercialización del papel y cartón recogido selectivamente por los municipios, con parámetros de control de impropios para la mejora de la calidad del material”.

La calidad del material recogido es pues el nuevo reto de la economía circular del papel. Un objetivo común, que alcanzaremos con la implicación de todos: de las administraciones públicas, los ciudadanos, las empresas recuperadoras y la industria papelera, que garantiza el reciclaje de todo el papel que se recoge selectivamente en nuestro país, siempre que cumpla los estándares europeos de calidad.

Pajaritas Azules: qué es

Pajaritas Azules es un programa anual de asesoramiento, evaluación y reconocimiento de la calidad de la gestión municipal en recogida selectiva para el reciclaje de papel y cartón, enfocado a la mejora continua.

La evaluación se basa en 21 indicadores, que se valoran según baremos establecidos y analizan todo lo referente a la recogida del contenedor azul y recogidas complementarias, las campañas y acciones de información y concienciación ciudadana, los aspectos relativos a la regulación y la planificación de la gestión y los resultados y trazabilidad hasta reciclaje final.

Las entidades locales que cada año se distinguen por su excelencia obtienen una, dos o tres Pajaritas Azules, según un baremo objetivo y a partir de los resultados obtenidos en la evaluación.

La evaluación anual de cada ayuntamiento o agrupación de ayuntamientos va acompañada de asesoramiento técnico con recomendaciones de mejora. Y en función de sus resultados en las sucesivas ediciones anuales de Pajaritas Azules, las entidades locales mantienen, incrementan o pierden las pajaritas obtenidas el año anterior.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies